domingo, 20 de mayo de 2018

Conoce tus hemisferios cerebrales

Apreciados estudiantes, nuestra institución espera poder ofrecerles espacios idóneos para que logren el desarrollo de sus aptitudes y habilidades, para lo cual deben perfeccionar sus técnicas de estudio y de esta forma puedan “aprender a aprender”. Aspecto necesario a considerar, es el conocimiento de sí mismo, de la forma en que logras el aprendizaje. En esta ocasión se te ofrece conocer tus hemisferios cerebrales e identificar el predominante. Tu cerebro es un órgano sumamente complejo, responsable del pensamiento, la memoria, las emociones y el lenguaje. La parte más grande del cerebro: el encéfalo, se encuentra dividido en dos hemisferios: el izquierdo y el derecho. Cada hemisferio posee características propias de acuerdo a la forma en que perciben la realidad y procesan la información. Estas características se resumen a continuación:

Las funciones de los hemisferios del cerebro
Izquierdo
Derecho
Estilo de pensamiento lógico


Números
Lógica
Análisis
Secuenciales
Canciones
Lenguaje
Nombres
Cálculo
Sentido del tiempo
Razonamiento
Fórmulas químicas
Lírica
Estilo de pensamiento gestáltico
(perceptivo)

Visión global
Metáforas
Síntesis
Imagen
Color
Tono y ritmo
Algunas facetas del lenguaje
Caras
Intuición
Emociones
Imaginación
Reconocimiento de modelos
Habilidades viso-espaciales

Cuando realizamos una actividad compleja los hemisferios se complementan de modo que pensamos con todo el cerebro; sin embargo, es común que un individuo desarrolle en mayor grado uno de sus hemisferios. Por tanto, debes estarte preguntando ¿cuál es mi hemisferio predominante? Para identificarlo, se te propone el siguiente ejercicio de la Editorial Océano:
Indica con una cruz las funciones menos costosas para ti de la siguiente lista


1.       Secuencias
2.       Imaginación
3.       Tono y ritmo
4.       Lenguaje
5.       Cálculo
6.       Intuición
7.       Lógica
8.       Síntesis
9.       Razonamiento
10.   Fórmulas químicas
11.   Color
12.   Visión global
13.   Emociones
14.   Recordar canciones
15.   Sentido del tiempo
16.   Capacidad para recordar cosas
17.   Imagen
18.   Habilidad espacial
19.   Nombres
20.   Análisis


Ahora pon las cruces según hayas rellenado las funciones anteriores:
Hemisferio
izquierdo
1
4
5
7
9
10
14
15
19
20












Total cruces

Hemisferio
derecho
2
3
6
8
11
12
13
16
17
18












Total cruces

Solución: Tu hemisferio dominante es el que tiene más cruces.

Es hora de que comiences a explotar tus habilidades características para potenciar tu aprendizaje. También puedes fortalecer aquellas que no se te dan fácilmente. El conocimiento de sí mismo es vital para un buen desenvolvimiento académico y profesional. En próximas ocasiones se te brindará nueva información con el objetivo de que te prepares para aprender. ¡Hasta la próxima!

sábado, 26 de agosto de 2017

Escritores de la Libertad. Análisis Pedagógico.


La presente es una revisión pedagógica de la película “Escritores de la libertad”. Uno de los escenarios principales en los que se desarrolla la trama es en el Instituto Wilson, en el que las decisiones referentes a lo pedagógico son tomadas por la jefa de departamento y el director; siendo poco valoradas las opiniones del colectivo docente, los cuales se limitan a atender los cursos que les son asignados sin que se observe un trabajo mancomunado o planificación de proyectos institucionales. Claramente predomina un liderazgo autocrático.

El Distrito Escolar en que se encuentra la institución, acogió el Programa de Integración Voluntaria, el cual integraba en una misma institución educativa a estudiantes de diferentes grupos raciales, buscando superar el racismo y la discriminación. Sin embargo, se observa que para la mayoría de los docentes, este programa representa una pesada carga que asumen por imposición. La vida de los jóvenes estudiantes que asisten al instituto se encuentra fuertemente marcada por la de sus padres. Los estudiantes provienen de hogares disfuncionales con todo tipo de problemáticas sociales.

En el Instituto Wilson los nuevos docentes quedan a cargo de los primeros años, mientras que los más experimentados asumen los cursos avanzados, siendo esta una posición más “cómoda” para los docentes puesto que en el trayecto muchos estudiantes desertan y solo “los mejores” llegan a los últimos cursos. También es política de la institución el no abordar en las aulas de clase los problemas de la calle.

Los directivos y educadores del instituto asumen una postura conservadora de viejas prácticas educativas, añorando volver a la buena clasificación que poseía la institución antes del programa de integración. Por tanto, la institución crea los grupos de destacados para “proteger” a los estudiantes con buen rendimiento académico. Esta postura contrasta con la de la maestra Erin Gruwell, quien se desvive por adaptar su praxis pedagógica a las necesidades de sus estudiantes. La diferencia entre estas posturas estriba en que Gruwell realmente creía en el potencial de sus alumnos. Esta maestra eligió su profesión para aportar en la lucha de los sectores marginados.

Ante las constantes negativas de las autoridades del plantel en cuanto a las prácticas pedagógicas que deseaba implementar, Gruwell busca apoyo a nivel del Distrito, mediante una actitud de diálogo, exponiendo las fallas del programa de integración. Gruwell se atrevió a desafiar la lógica mediante la que funcionaba su plantel y rompió el paradigma del claustro educativo, realizando excursiones y demás actividades que debido a su impacto fueron difundidos por la prensa local.

La película “Escritores de la libertad” enseña que los estudiantes provenientes de sectores marginados poseen el mismo potencial que cualquier otro estudiante y que el docente debe enfrentar el reto de adecuar su praxis pedagógica al contexto de sus estudiantes.

La presente es una revisión pedagógica de la película “Escritores de la libertad”. Uno de los escenarios principales en los que se desarrolla la trama es en el Instituto Wilson, en el que las decisiones referentes a lo pedagógico son tomadas por la jefa de departamento y el director; siendo poco valoradas las opiniones del colectivo docente, los cuales se limitan a atender los cursos que les son asignados sin que se observe un trabajo mancomunado o planificación de proyectos institucionales. Claramente predomina un liderazgo autocrático.

El Distrito Escolar en que se encuentra la institución, acogió el Programa de Integración Voluntaria, el cual integraba en una misma institución educativa a estudiantes de diferentes grupos raciales, buscando superar el racismo y la discriminación. Sin embargo, se observa que para la mayoría de los docentes, este programa representa una pesada carga que asumen por imposición. La vida de los jóvenes estudiantes que asisten al instituto se encuentra fuertemente marcada por la de sus padres. Los estudiantes provienen de hogares disfuncionales con todo tipo de problemáticas sociales.

En el Instituto Wilson los nuevos docentes quedan a cargo de los primeros años, mientras que los más experimentados asumen los cursos avanzados, siendo esta una posición más “cómoda” para los docentes puesto que en el trayecto muchos estudiantes desertan y solo “los mejores” llegan a los últimos cursos. También es política de la institución el no abordar en las aulas de clase los problemas de la calle.

Los directivos y educadores del instituto asumen una postura conservadora de viejas prácticas educativas, añorando volver a la buena clasificación que poseía la institución antes del programa de integración. Por tanto, la institución crea los grupos de destacados para “proteger” a los estudiantes con buen rendimiento académico. Esta postura contrasta con la de la maestra Erin Gruwell, quien se desvive por adaptar su praxis pedagógica a las necesidades de sus estudiantes. La diferencia entre estas posturas estriba en que Gruwell realmente creía en el potencial de sus alumnos. Esta maestra eligió su profesión para aportar en la lucha de los sectores marginados.

Ante las constantes negativas de las autoridades del plantel en cuanto a las prácticas pedagógicas que deseaba implementar, Gruwell busca apoyo a nivel del Distrito, mediante una actitud de diálogo, exponiendo las fallas del programa de integración. Gruwell se atrevió a desafiar la lógica mediante la que funcionaba su plantel y rompió el paradigma del claustro educativo, realizando excursiones y demás actividades que debido a su impacto fueron difundidos por la prensa local.

La película “Escritores de la libertad” enseña que los estudiantes provenientes de sectores marginados poseen el mismo potencial que cualquier otro estudiante y que el docente debe enfrentar el reto de adecuar su praxis pedagógica al contexto de sus estudiantes.

Distancia generacional en el uso de las TIC´s vista desde el proceso PEACE

Problema: La distancia generacional que separa a docentes y estudiantes origina barreras comunicacionales. La actual generación de estudiantes se encuentra envuelta en un mar de tecnología, combinando la realidad con la virtualidad, viviendo en modo online y encontrando en las aulas de clase a profesores offline que buscan “pelear” contra las TIC´s, en vez de incorporarlas como herramientas de aprendizaje. 

Emociones: Ironía. En el sistema educativo existen situaciones contradictorias o paradójicas: al niño le encanta jugar y en el aula se le confina al pupitre; al adolescente se le da muy bien la tecnología y en el aula de clases el recurso más sofisticado es la pizarra; cerca de la totalidad de los estudiantes poseen celular y lejos de aprovechar este recurso optamos por prohibirlos. Al llegar a su casa el docente descansa, enciende la tv y cambia de canal, pero haciendo uso del control remoto; es decir, convertimos el aula de clases en un túnel del tiempo hacia el pasado, luchamos contra la corriente, pero al final del día, nos derrota la tecnología. 

Análisis: La planificación de las clases no debe basarse en cómo le resulta más cómodo al docente abordar determinados contenidos, sino que debe partir de la reflexión sobre los métodos y medios acordes para que el estudiante logre el aprendizaje. Es decir, el aprendizaje debe prevalecer sobre la enseñanza. Para esto, es necesario que el docente sea empático; esto es, que no solo repita esquemas en los que imita a sus profesores de la universidad, sino que también recuerde su época de estudiante e identifique aquellas prácticas que valoraba positivamente; de igual forma, que comprenda que los estudiantes en la actualidad no necesariamente aprenden bajo los mismos esquemas del pasado, y que la tecnología puede servir no solo de distractor sino que aporta toda una gama de opciones en el campo educativo. 

Contemplación: Una de las dificultades que se presenta es que, en esta distancia generacional, muchos docentes son menos habilidosos que sus estudiantes en el manejo de las nuevas tecnologías. En palabras de Marc Prensky, los estudiantes son nativos digitales y los docentes, inmigrantes digitales. También es cierto que el estudiante relaciona la tecnología solo con el ocio o escape de la realidad y tal vez no se cruce por su imaginación el uso de estas herramientas para el aprendizaje. Por esta razón, es necesario que los docentes actualicen su praxis para que puedan conectar con los estudiantes y guiarles en el uso eficaz de las tecnologías de la información y la comunicación.

Equilibrio: La propuesta, es que se debe re-direccionar la Formación Permanente del profesorado, abordando temáticas teórico-prácticas que toquen la praxis docente en el aula de clases (y no solo algunas orientaciones político-filosóficas como se viene desarrollando). En esta formación permanente se realizarían verdaderos talleres en los que se actualizaría al docente sobre: Utilización del computador, Sistemas operativos y software de aplicación, Software educativo, Recursos en la web, Redes sociales, Telefonía inteligente, Aprendizaje móvil (m-learning), Aprendizaje invertido, Inteligencias múltiples, Gestión de las emociones… y demás temas novedosos de interés en el campo didáctico y tecno-educativo. La metodología se compondría de cuatro pasos. Primero, que el docente se apropie de estos conocimientos para su desarrollo personal. Segundo, que observe qué medios y recursos emplean los estudiantes en su interacción con el mundo y analice la forma en que son utilizados. Tercero, que planifique y desarrolle sus clases en correspondencia con los nuevos conocimientos adquiridos. Por último, que comparta sus experiencias con la comunidad docente.